Historia

aociacion hasekura

A lo largo de estos casi treinta años de la creación de la Asociación, —como ya hacía en la década anterior en que ya Coria del Río comenzó a ser punto de destino de los japoneses que habían descubierto la existencia de nuestro lejano encuentro en los comienzos del siglo XVII— se han ido promoviendo y desarrollando una pluralidad de acciones, de actividades culturales de diversos tipos, todas las cuales iban encaminadas al cumplimiento del que es el fin primero de la Asociación (explicitado en el apartado 2.1 del artículo 2 del Estatuto: “El fomento de todas las actividades conducentes a fortalecer el conocimiento mutuo, la amistad y la colaboración entre España y Japón, así como de éstos con los otros países ibéricos”.

Estos fines han empujado a un número cada vez mayor de personas que, a través de nuestras actividades, han ido conociendo el nexo que une a los japoneses con la comunidad de hombres y mujeres que llevan el apellido Japón en este municipio Sevillano y en sus entornos. El germen primitivo de este compromiso con la cultura japonesa, nacido de la mano del industrial coriano Virginio Carvajal Japón, ha trascendido hoy a toda la comunidad local y a un radio cada vez más amplio de personas que se sienten interesados por la original y el valor histórico de cuanto aquí sucede.

En este pueblo del sur andaluz, situado entre la ciudad de Sevilla y la extensa marisma del Guadalquivir, es hoy claramente perceptible “la huella japonesa”, y ello, no sólo por la excepcional presencia de centenares de personas que se apellidan con el nombre de aquel lejano país, sino por las numerosas muestras de ella que se plasman en la formación de los escolares, en la roturación de los negocios y de calles y espacios públicos del pueblo, o de la integración de ciertas festividades japonesas en el ciclo festivo local, como el Hanami o el Toro Nagashi.

aociacion hasekura
aociacion hasekura

Desde su formación, la Asociación Hasekura de Coria del Río ha contado con el respaldo y el reconocimiento de la Embajada de Japón en España, como así ocurre también con las administraciones local, autonómica y estatal. Dos hitos se pueden aducir en este sentido: la concertación entre la municipalidad de Coria del Río (Sevilla) con la de Sendai, Ishinomaki y la Prefectura de Miyagy de Japón, cuyo fruto primero fue la donación de la estatua del samurái Hasekura que huy se alza junto a la orilla del Guadalquivir. Una estatua que convierte a ese lugar en parte esencial de la red Hasekura y de su viaje (como Acapulco, La Habana y Civitavecchia).